noticias

Un avión de Iberia tarda tres días en llegar desde Chicago por avería

La cancelación del vuelo IB6274 de Iberia que cubría la ruta Chicago-Madrid el pasado 20 de abril ha encendido el malestar de varios pasajeros que creen que la compañía ha hecho una “mala gestión de la situación” con “parches” como soluciones hasta el punto de que algunos tardaron hasta tres días en llegar a su destino. Un portavoz de la aerolínea, por su parte, ha explicado a preferente.com que han actuado “lo mejor posible, dentro de las limitaciones” y “hubo mucha gente volcada” en resolver el problema.

El vuelo se canceló por una avería en la bomba de combustible lo que obligó a mantener al pasaje dentro de la aeronave porque, según explican desde la aerolínea, “si los desembarcas al final corres el riesgo de perder el ‘slot’ y que el retraso sea mayor o termines cancelando”. Sin embargo, el problema no pudo ser resuelto al momento, pues debía esperarse la llegada de una pieza clave para arreglar la avería, por lo que Iberia “llevó a los pasajeros a hoteles de Chicago” (Iberia volará todos los días a Boston desde 290 euros ida y vuelta).

Una vez se envió la pieza, tampoco pudieron arreglar el avión como estaba previsto, asegura el portavoz, “de ahí los retrasos sucesivos”, pues finalmente y tras varias horas de espera en el aeropuerto se canceló la operativa y la aerolínea se dispuso a reubicar a los pasajeros. Con todo, las reubicaciones no respondieron a las expectativas de algunos usuarios que las tacharon de “absurdas”, al ser vuelos de largo recorrido, “con escalas en aeropuertos como Heathrow llegando a Madrid tres días y 12 horas después de lo inicialmente previsto; o con fechas y destinos absurdos, como por ejemplo, el ofrecido a otras personas, debiendo volar a la Costa Este (Los Ángeles), para desde allí volver a atravesar EEUU con destino a Madrid”, señala un pasajero a este digital (Iberia recupera hasta verano su ruta con San Francisco).

Al respecto, la compañía asegura que “desde el primer momento se empezó a reubicar a los pasajeros en otros vuelos, con la dificultad de ser final de Semana Santa. Y poco a poco fueron saliendo todos, unos más rápido que otros, según la disponibilidad”. Por su parte, los pasajeros no dan crédito de que la compañía no haya fletado otro avión para reubicar al pasaje. Desde Iberia aseguran que esto no es tan fácil, pues “aparte de las dificultades propias de las fechas, la distancia con Chicago, la diferencia horaria o que un avión de ‘back up’ se está utilizando para suplir precisamente al que está averiado; para cuando quieres enviar otro, ya están todos reubicados.

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker