noticias

Turismo en una Europa inoperante

Un grupo de trabajo de turismo del Parlamento Europeo, ha dado la alarma sobre el tema del turismo. Dicen los diputados en una comunicación que es necesario crear conciencia en Europa para implementar “acciones concretas” en apoyo del sector turístico, porque hay 22 millones de personas afectadas y porque está al borde del colapso. El turismo representa, según los países, entre el 4,3 y el 25 por ciento del PIB. En la actualidad, tal como están las cosas, “cientos de miles de pequeñas y medianas empresas no sobrevivirían hasta finales de este año”, dicen los diputados.

Yo tengo una pésima opinión sobre la Unión Europea. Y creo que en este tema se vuelve a ver el desastre de organización que nos gobierna. Si es que nos gobierna.

Los diputados son, en teoría, los representantes de los ciudadanos. En ellos reside el poder. Ellos son los que tienen la potestad de legislar. Ellos son los que deciden. Que los diputados del Parlamento Europeo exijan medidas es absurdo porque, en teoría, en Derecho Político, son los diputados quienes tienen el poder. Si el que tiene el poder tiene que pedir que otros actúen, algo falla muy seriamente.

Y eso es lo que ocurre en la Unión Europea: el Parlamento, lo que nosotros votamos cada cinco años, no pinta nada. Por eso hacen llamamientos desesperados. Sólo les falta hacer una sentada. En Europa, mandan dos personas: el presidente de Francia y el canciller alemán (más el segundo que el primero). Eso no está escrito, pero es lo que es. Y todo el mundo lo sabe. El destino de nuestro turismo lo deciden estas dos personas. El destino de España y de Italia está en sus manos, porque estas dos personas, a las que no hemos elegido en las urnas, son las que tienen el poder. Ellos se reunieron y decidieron el nombre de Ursula Von der Layen, por ejemplo, para presidenta de la Comisión. A los eurodiputados se les presentó el nombre y sólo les quedó decir “sí Bwana”, como si mandaran.

No está mal observar que todo lo que dicen los diputados, por muy sensato que sea, no se aplicará, salvo que a los dos países dominantes les afecte. Por lo demás, que digan lo que quieran. No mandan. No son nadie. 

Vean qué patético: los diputados añaden que “es hora de que la UE presente una estrategia de turismo sostenible y una línea específica en el próximo presupuesto a largo plazo de 300 millones de euros para poner en práctica protocolos uniformes para el turismo sostenible durante los próximos siete años”. Es una admisión, en la práctica, de que ellos no son nadie. 

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker