noticias

Ryanair siente pánico a que los sindicatos arruinen su modelo

 

Los costes de plantilla de Ryanair han aumentado un 33 por ciento en lo que va de este año, según han reconocido fuentes solventes. Los diversos conflictos y las concesiones que la aerolínea ha venido haciendo para apaciguar los ánimos en la empresa han supuesto un fuerte encarecimiento de esta partida de sus gastos. Sin embargo, nadie debe alarmarse porque los costes laborales son sólo el 10 por ciento del gasto total de la compañía, una cifra relativamente baja.

No obstante, Ryanair está muy preocupada por los efectos de las políticas de negociación con los sindicatos sobre su modelo. En el informe anual indica que “más del 95 por ciento de nuestros pilotos ya han aceptado una actualización salarial” que en realidad viene motivada por el deseo de la aerolínea de no quedarse sin pilotos.

“Puede haber una tentación de imitar las prácticas laborales de las aerolíneas tradicionales –dice Ryanair a sus inversores– lo cual, si accediéramos, podría reducir la productividad de los pilotos, aumentar los costes y tener un pésimo efecto en los beneficios. Ryanair –confiesa la compañía– intenta mantener su modelo de precios bajos y alta productividad de los trabajadores, pese a que pueda haber momentos de huelgas” (Los beneficios de Ryanair se desploman tras un año de líos).

El problema es un poco más grave por la falta de pilotos. Ryanair dice que son necesarios 635 mil pilotos nuevos en el mundo en las próximas dos décadas.

Igualmente, la irlandesa teme el efecto de no poder seguir manteniendo el modelo operativo irlandés. “La tripulación, excepto la que tiene bases en el Reino Unido, opera con contratos irlandeses. Este modelo ha sido cuestionado por el personal y por los sindicatos en favor de contratos locales. Si los contratos locales nos fueran impuestos, tendría un gran impacto en costes, productividad y crearía complejidad adicional a nuestra operación. Esto, desde luego, nos obligaría a despedir gente y empeorar nuestro clima laboral. Esperamos una decisión judicial sobre este tema el inicio de 2019, en respuesta a una acción de la justicia belga”  (Inminente acuerdo entre Ryanair y Sepla tras cerrarse Portugal).

La compañía indica que este invierno estará atenta a las quiebras de las aerolíneas. “Nuestro foco –matiza– estará en una de las dos grandes aerolíneas escandinavas. Una de ellas está a punto de caer y puede hacerlo este invierno”. Dado que una de las dos tiene el aval de tres gobiernos (SAS), O’Leary claramente se refiere a Norwegian.

 

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker