noticias

Reclusa Parda, nuevo neighbourhood bar de la Cuauhtémoc

Para disfrutar de un buen mezcal o de algún destilado mexicano poco conocido como un whisky oaxaqueño, un ron de Michoacán o un gin yucateco, acompañado de ricos platos para botanear, en la colonia Cuauhtémoc de Ciudad de México te espera el restaurante Reclusa Parda. Fotos: Cortesía Reclusa Parda.

Su nombre fue tomado de una de las arañas mexicanas más venenosas que existen, pero no te preocupes, la oferta gastronómica que ofrece no tiene nada de tóxica. Al contrario, disfrutarás de antojitos inspirados en la cocina oaxaqueña. Reclusa Parda pretende ser un neighbourhood bar, es decir, un bar de vecindario, alejado de los conceptos acartonados de las franquicias, un sitio relajado donde los amigos conviven mientras toman un trago y comen rico.

 

restaurante Reclusa Parda

 

Por eso, olvida los lujos: la arquitectura y decoración del restaurante Reclusa Parda están adaptadas a la función anterior del inmueble, que era una bodega, con un techo redondo de lámina –que en las noches se ilumina de diferentes colores–, vigas de acero y muebles de concreto crudo, que lo hace muy urbano e industrial. Aunque cuenta con algunos elementos que aportan calidez como mesas y sillas de madera, así como un horno de piedra donde se preparan tortillas hechas a mano.

 

Apostar por lo mexicano

 

Lo que el restaurante Reclusa Parda busca es impulsar lo mexicano. Por ello, la botana que se sirve es inspirada en Oaxaca: bocoles (nixtamal de maíz criollo inflado), con queso Ocosingo y quelites tiernos; el fundido oaxaqueño, de queso de hebra acompañado de insectos (chapulines y chicatanas); y la ensalada de romeritos y hormigas chicatanas con polvo de chiles. También ofrecen tacos, uno de Ensenada (pescado témpura, col y mayonesa) y uno vegano compuesto por setas, cebolla cambray, salsa macha, aguacate tatemado, berros y flor de calabaza. No dejes de probar la tostada almendrada de pulpo, con puré de frijol.

 

restaurante Reclusa Parda

 

Otro de sus fuertes es la variedad de mezcales artesanales que los socios del lugar traen desde Oaxaca, ya que son fanáticos de esa bebida. Incluso cuentan con su marca propia, Lola, de agave espadín, de sabor ligero y amigable al paladar. Su carta de destilados incorpora una buena oferta de marcas mexicanas, interesantes propuestas que debes degustar como:

Sotol Flor del Desierto, de Chihuahua; Bacanora Tepúa, de Sonora; Raicilla Estancia, de Jalisco; Pox Siglo Cero, de Chiapas; Ginebra Katún, de Yucatán; Ron El Tarasco Charanda, de Michoacán; Whiskey Sierra Norte, de Oaxaca; y el vodka de pepino 1533, de Oaxaca. ¡Pruébalos todos! Dónde. Río Ebro 85, Cuauhtémoc. Cheque Promedio: $350. Tel: 55-1313-8407. Horarios: M-Mi 13:30 a 23:00 horas; J-S 13:30 a 2:00; D 13:30 a 22:00. IG: @reclusaparda

 

 

También checa Restaurantes oaxaqueños en Ciudad de México. 

Fuente: Food & Travel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker