noticias

Ocean, la nueva aerolínea de largo radio de Lufthansa

Antes del Covid, Lufthansa tenía un problema: Eurowings, su filial para viajes turísticos, con la que intentaba reemplazar a Air Berlín y competir con Ryanair, y que perdía hasta tres millones de euros al día. Probablemente por esa razón, ahora la compañía alemana anuncia la creación de otra aerolínea en este segmento turístico vacacional, con el nombre Ocean. Inicialmente operará con once aviones y empezará a volar en 2022. Se habla de que va a abordar inicialmente los vuelos internacionales de Eurowings, aunque también da la impresión de que quisiera ser una especie de lo que va a sobrevivir de Level con base en Barcelona.

Actualmente, Eurowings tiene una complejidad societaria insuperable. Es una marca pero operada por diversas empresas, entre ellas las de largo radio. Parte de las pérdidas vienen de esa rama de negocio. Por ello, Lufthansa ha decidido reemplazarla siguiendo el modelo de Edelweiss. Edelweiss es la filial de low-cost de Swiss, que es también propiedad de Lufthansa.

La base de Ocean será compartida entre Frankfurt, Munich y Dusseldorf. Primer paso que se sale de la ortodoxia de estas compañías y que ya empieza por encarecer la operación.

Antes de la crisis del virus, estaba planeado que Eurowings (que ahora sería Ocean) atendiera rutas desde Munich a  Las Vegas y Orlando, y desde Frankfurt a Anchorage y Phoenix. Los vuelos de Las Vegas, Orlando y Phoenix deberían haber comenzado en abril y el de Anchorage en junio, lo cual ha quedado en nada por el virus.

Ocean, inicialmente, va a añadir más confusión al complicado panorama de aerolíneas de Lufthansa en Alemania, que además de operar con la marca Eurowings, también lo hace con el nombre Lufthansa City Line y SunExpress (esta a medias con Turkish Airlines). Igualmente, durante un tiempo el grupo alemán dijo que Brussels Airlines, la aerolínea principal de Bélgica, pasaría a ser Eurowings y se convertiría en low-cost.

Cuando Norwegian puso nerviosos a todos los grandes grupos con sus vuelos desde Gatwick a Estados Unidos, Lufthansa creó Jump, con base en Frankfurt, volando con la licencia de CityLine. Otra idea del grupo alemán que terminó en la papelera, no sin antes dejar grandes cantidades de dinero.

Ahora, el primer problema que enfrenta Ocean es el rechazo sindical, que se niega a aceptar que contrate pilotos y personal al margen de los convenios generales del grupo. Jump, precisamente, murió como consecuencia de las exigencias sindicales.

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker