noticias

Menorca: la temporada turística no arranca y provoca la alarma

Todos los indicadores turísticos de Baleares apuntan a que en 2018 no se repetirán las cifras ni los ingresos de 2017. Sin embargo, el parón no es homogéneo: mientras en Ibiza prácticamente no se nota y en Mallorca no hay alarma, en Menorca las cosas siguen sin funcionar, al punto de que el sector turístico se reunió de urgencia esta semana con el Consell de la isla, según ha sabido el diario local, Menorca, para mostrar su preocupación: el año no arranca, las cosas no van, el turismo va mal.

Curiosamente, el número de turistas por el aeropuerto apenas cae, mientras que la oferta hotelera acusa fuertes reducciones de demanda y caídas de precios, probablemente vinculadas a la oferta de apartamentos turísticos.

Luis Casals, presidente de los hoteleros y Lorenzo Pons, de los agentes de viajes se sentaron con la presidenta del Consell, la socialista Susana Mora y con la responsable de promoción turística, Maite Salord. En realidad, las instituciones políticas no han sabido qué decir, porque su postura es la de esperar y ver.

Según los empresarios, el mes de mayo ha sido de los peores que se recuerdan. “Patético” es el calificativo que emplea Lorenzo Pons, mientras que los hoteleros dicen que ha sido “muy malo, francamente malo”. El problema es que se esperaba una recuperación para el inicio de la temporada y mientras junio ha llegado, los turistas siguen sin comparecer.

El problema es que los hoteleros y agentes de viajes temen que julio sea igual de malo que junio. “Está costando vender mucho Menorca, incluso en agosto”, han declarado los empresarios hoteleros.

Entre los agentes de viajes españoles, acostumbrados a manejar estas situaciones, la imagen de Menorca está comecialmente muy deteriorada porque, al parecer, en 2017, cuando las ventas iban bastante bien, los precios que exigían era absolutamente desproporcionados. Este año, sin embargo, los precios han bajado, pero ya no hay demanda.

La gran mayoría de los turistas de Menorca son británicos, cuyo comportamiento en general no ha variado respecto del año pasado, pero sí en relación con esta isla. Menorca, en las antípodas de Ibiza, ofrece un turismo familiar, poco ruidoso, muy calmado. Los empresarios menorquines acusan a la quiebra y cierre de la aerolínea Monarch de parte del problema.

Es el segundo aviso de emergencia que los empresarios están lanzando al mercado. El tráfico de pasajeros en el aeropuerto menorquín, a 31 de mayo, registran una pequeña caída de un 3 por ciento, con un pequeño aumento del número de vuelos. Como sucede en Mallorca, probablemente Menorca tenga una mínima reducción de viajeros pero muy notable en hoteles con un incremento en apartamentos turísticos.

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker