noticias

Los extranjeros ya no compran casas para hacer turismo

España sobre todo, Italia, Grecia y Portugal, son receptores de grandes cantidades de dinero de europeos que compran segundas residencias. Una consultora británica, especializada en el tema, ha hecho una encuesta a más de 4000 compradores para saber los motivos. Y, sorpresa, la mayor parte de ellos en lugar de decir lo que era frecuente hace diez o más años, que compran para disfrutar de su casa, ahora indican mayoritariamente que compran como inversión y para ganar dinero con su alquiler mediante los portales especializados.

La consultora constata este gran cambio en sus estudios que comenzaron en los años setenta. Esta es la primera vez en que los europeos compran en destinos turísticos para, a su vez, alquilar la vivienda. Pero, en efecto, esta es la más frecuente de las intenciones detectadas en los estudios.

El fenómeno es relativamente nuevo, porque hace 18 años, por ejemplo, otro estudio similar sólo el catorce por ciento de los encuestados lo hacían para alquilar. Esta cifra en 2008 subió hasta el 19 por ciento, pero ahora quienes sólo piensan en alquilar superan a quienes han comprado para veranear, convirtiendo las costas y su urbanismo en un objeto de pura especulación inmobiliaria.

Paul Tostevin, director asociado de Savills, la consultora que hizo el trabajo, indica que “en un entorno de bajos tipos de interés los inversores buscan generar renta. Hoy los compradores de segundas viviendas quieren viviendas que trabajen financieramente para ellos. No sólo buscan cubrir los costes sino ganar dinero”.

Esto es posible hoy porque la movilidad que permiten las aerolíneas de bajo coste es tal que la situación hace viable este negocio.

España, en este sentido, es el país más popular, seguido por Italia, Portugal y en menor medida Grecia.

Según el estudio, el precio de la vivienda media comprada está en los 240 mil euros, un 37 por ciento menos que hace una década. El 34 por ciento de las viviendas compradas son pisos, mucho más que en el pasado cuando eran apenas el 25 por ciento. Un tercio de los compradores cubren costes con el alquiler, mientras que, sin contar impuestos, la mayor parte obtiene rendimientos del 6.4 por ciento, 3.9 si deducimos gastos.

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker