noticias

Los espacios protegidos más espectaculares (y desconocidos) de España

España es un país de contrastes. A sus casi 6.000 kilómetros de costa se suma el hecho de que casi la mitad del territorio nacional está ocupado por sistemas montañosos, creando parajes naturales verdaderamente impresionantes en todo el alto y ancho del país. De hecho, es complicado dar un paso y no encontrarse próximo a algún Parque Nacional o Espacio Protegido, lugares con un encanto único en el que la naturaleza es la protagonista de paisajes conservados durante siglos.

A espacios singulares -y muy conocidos- como los Picos de Europa, Doñana, Monfragüe o Sierra Nevada se unen otros que cuentan con la categoría de espacios protegidos por su singularidad y espectacularidad y que, sin embargo, no son tan conocidos. A continuación te proponemos un listado para que empieces a organizar tu próxima escapada al centro de la naturaleza nacional.

Parque Natural de Peñalara (Madrid)

Alejado de la contaminación y del ruido de la capital se encuentra uno de los Espacios Naturales Protegidos más antiguos de España (desde 1930) cuyo objetivo principal es la conservación de los ecosistemas de alta montaña. De origen glaciar y situado en las cotas más altas de la Sierra de Guadarrama (2.428 metros sobre el nivel del mar), este espacio alberga el pico más alto de la comunidad y especies animales y vegetales capaces de soportar complicadas condiciones meteorológicas.

Laguna Grande de Peñalara. Marta Arias

Parque Natural de las Lagunas de Ruidera (Ciudad Real)

Si Cervantes mencionaba este enclave manchego en Don Quijote, sería por algo. Las 3.772 hectáreas por las que se extiende pertenecen a los municipios de Villahermosa, Ruidera, Argamasilla de Alba y Alhambra. Su nombre viene dado por las 15 lagunas escalonadas que alberga, conectadas entre sí por cascadas. El paisaje adquiere especial belleza por estas formaciones naturales que contrastan con los tonos áridos manchegos.

Instantánea de la orilla de una de las lagunas. Fátima Flores

Parque Natural Saja – Besaya (Cantabria)

Se trata del Parque Natural protegido más extenso de Cantabria, creado en 1988 para proteger sus valores geomorfológicos, faunísticos y paisajísticos. Cuenta con áreas recreativas desde donde poder disfrutar de la inmensidad del terreno y, entre ellos, destaca el Mirador “La Cardosa”, situado en la CA-280 dirección al puerto de Palombera. Desde aquí se consigue una de las mejores panorámicas del Parque Natural, al estar situado a unos 1.000 metros de altura.

Valle de Cabuérniga, en el Parque Natural de Saja Besaya.

Valle de Cabuérniga, en el Parque Natural de Saja Besaya.

Ciudad Encantada de Cuenca

Al norte de la ciudad se encuentra un pequeño sitio protegido -se puede visitar completo en dos horas- que es famoso por las curiosas formas que presentan las rocas del enclave, esculpidas por la erosión durante miles de años.

Entrada al paraje natural. Toni Rodrigo

Parque Natural de Chera-Sot de Chera (Valencia)

Las enormes fracturas, los desplazamientos de corteza terrestre (de hasta 600 metros) y la impresionante cantidad de estratos son las principales características que definen este espacio natural de la Comunidad Valenciana. El barranco de la Hoz o el río Sot son algunos de los enclaves que merecen una visita obligada.

Río Sot

Río Sot. GENERALITAT VALENCIANA

Caldera de Taburiente (La Palma)

Nos trasladamos a las Canarias para acceder a otro paisaje impresionante de nuestra geografía. De naturaleza volcánica, este Parque Natural destaca por la enorme cantidad de recursos hídricos y por la depresión de entre 600 y 900 metros sobre el nivel del mar, rodeada de un cerco rocoso que alcanza los 2.426 metros de altitud.

Vista panorámica de la Caldera de Taburiente.

Barrancos de Gebas en Sierra de Espuñas (Murcia)

Se trata de un espacio protegido compuesto por badlands o baldías que crean infinidad de cañones y barrancos hasta formar un paisaje que recuerda al suelo lunar. Se encuentran a unos 50 kilómetros de la capital y cuenta con varias rutas y miradores para pasar un día entretenido contemplando este paraje natural.

Vista general de los Barrancos de Gebas. Rubén Cañizares

Parque Natural Arribes del Duero (Salamanca y Zamora)

A orillas del río Duero -en la frontera entre España y Portugal- se erige el Parque Natural Arribes del Duero. Este enclave se puede disfrutar de múltiples maneras, bien disfrutando de la gastronomía de las poblaciones que la conforman; haciendo senderismo y accediendo a elevados miradores; e incluso, en barco recorriendo el río Duero, una forma original de visitar el Parque.

Parque de Arribes del Duero desde el Mirador del Colagón del Tío Paco

Parque de Arribes del Duero desde el Mirador del Colagón del Tío Paco.

 

Fuente: El Independiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker