noticias

Lo que sí depende de Garzón

El ministro de Consumo, el dicharachero Alberto Garzón, al que le gustaría ser titular de Turismo y Comercio, tiene todavía pendiente hacer algo con los impagos que las aerolíneas –y algunos mayoristas de viajes, pero en cantidades menores– están registrando con sus clientes. 

Mientras el ministro opina, cual charlatán de bar, de los asuntos de Turismo, que no son su competencia, las aerolíneas siguen sin devolver el dinero a los viajeros, asunto que sí es competencia de Garzón. ¿No tendría el ministro que tomar alguna decisión? ¿No debería, quizás, actuar?

En el peor momento de la crisis, allá por abril, el gabinete de Transportes, del ministro Ábalos, publicó que las aerolíneas no debían de devolver el dinero de los viajes que no se hubieran llevado a cabo, diciendo que ese era el criterio de la Agencia Española de Seguridad Aérea (no se pierdan la paradoja de que la pérdida del dinero sea “seguridad”). El ministro Garzón, supongo que mientras se tomaba un café en el bar del ministerio, dijo que eso no podía ser así. Y desde entonces a hoy no consta que haya hecho nada. O si ha hecho algo, no ha sido suficiente como para que las aerolíneas reacciones. Está lleno de compañías que ni han devuelto ni siquiera han dado oportunidades a sus clientes de escoger alguna fórmula viable.

La única alternativa para el consumidor es la Justicia, que en realidad no es alternativa. No es alternativa por varios motivos: el primero es que el resultado de una demanda en España, incluso en un asunto tan claro como este, es una lotería. Pero, además, si el juez nos diera la razón, queda el tema de las costas y del abogado y procurador que, normalmente, recaen en el demandante. Así, pues, sería muy verosímil que un viajero al que adeudan mil euros tenga que gastarse mil quinientos o más para recuperar lo que le debe la aerolínea.

Esto es España, ministro Garzón. Y esto es lo que el ministro de Consumo nos ofrece. O sea: charla de bar e inacción. Típico. ¿Qué lo diferencia de un ministro del Partido Popular? Nada. Si acaso la camiseta antisistema que lleva, pero nada más.

 

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker