noticias

Las aerolíneas auguran una ola de despidos cuando desaparezca el escudo de los ERTE

Pasajeros en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

El sector aéreo sigue sin despegar en España. Tras meses de paralización total de la actividad por el estado de alarma, la recuperación que esperaban las compañías aéreas para el verano no ha llegado. Entre junio y agosto, España ha perdido dos tercios de los vuelos que tenía el año pasado y casi el 80% de los pasajeros, según los datos de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA).

La reactivación del sector en verano, con el fin de las restricciones a la movilidad dentro del país y la apertura de las fronteras, se ha frenado por la ola de nuevos contagios de Covid y la sucesión de vetos europeos a los viajes a España. Y las perspectivas para los próximos meses siguen siendo negativas y la patronal del sector augura que en septiembre apenas se operará el 40% de los vuelos que hubo en ese mes el año pasado y que durante toda la temporada de invierno (hasta febrero de 2021) las operaciones seguirán en el entorno del 50%.

Con el parón de actividad y sin expectativas ciertas de mejora, las aerolíneas que operan en España sólo han sacado de los ERTE por fuerza mayor a uno de cada cinco trabajadores desde abril, cuando la práctica totalidad de sus aviones tuvieron que quedarse en tierra. El 82% de todos los empleados afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor ligados a la pandemia siguen en esa situación.

En abril las aerolíneas con presencia en España empujaron a los ERTE a 17.536 trabajadores y actualmente, aún en temporada de verano, siguen acogidos 14.363 empleados, según los datos facilitados por el director general de easyJet España y presidente patronal ALA, Javier Gándara, en un encuentro telemático con prensa.

La patronal aérea, que agrupa a unas 80 compañías que operan en el mercado español, mete presión al Gobierno en plena negociación con los agentes sociales sobre la prolongación de los ERTE por fuerza mayor. ALA, como otras asociaciones del sector turístico, reclama al Ejecutivo que amplíe el escudo de protección laboral anti-Covid al menos hasta la Semana Santa de 2021, que se celebrará entre finales de marzo y principios de abril.

Las compañías aéreas auguran que el sector soportará una crisis larga y que no recuperará los niveles de demanda previos a la pandemia hasta 2024. Ante esta situación, y con la oferta de vuelos y las compras de los pasajeros sin visos de revivir a corto plazo, la patronal da por hecho que cuando expire el escudo de los ERTE las compañías tendrán que recortar plantilla. De los ERTE a los ERE.

“No es descartable que dentro de no demasiado tiempo las compañías aérea tengan que ir adaptando sus recursos a la situación” de la caída de demanda, ha apuntado Gándara. Desde el sector aéreo se viene advirtiendo en los últimos meses que las aerolíneas acabarán recurriendo a recortes permanentes de plantilla mientras la oferta de vuelos y la demanda sigan deprimidas, y que se irá adaptando y aumentando el número de empleados cuando la actividad vaya recuperándose.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), una suerte de patronal global de las aerolíneas, calcula que el sector aéreo español sufrirá un desplome de sus ingresos de unos 15.000 millones de euros en todo 2020 por la crisis derivada de la pandemia de Covid-19. “Y 2021 no se atisba que vaya a ser mucho mejor”, ha indicado Gándara.

ALA reclama al Gobierno un plan de ayudas para, primero, garantizar la supervivencia del sector en plena pandemia y, después, para potenciar su recuperación a medio plazo. En este sentido, la asociación reclama más medidas para facilitar la liquidez de compañías que eran rentables antes de la crisis y ahora se encuentran con graves problemas por el desplome de los ingresos. En este sentido, reclama que los avales públicos del ICO garanticen no el 70% sino el 90% de los créditos de las aerolíneas, que siguen sin recuperar su actividad y en breve tendrán que empezar a abonar los préstamos recibidos.

En paralelo, la patronal aérea reclaman que AENA, el gestor de la red pública de aeropuertos españoles, ponga en marcha un ambicioso plan de incentivos en sus tarifas. Esto es, que la compañía baje las tasas que cobra a las aerolíneas por utilizar sus aeropuertos. Asimismo, ALA pide que los cerca de 300 millones de euros que costarán las medidas de seguridad anti-Covid en los aeropuertos no se repercuta a las compañías aéreas, sino que se sufraguen con los fondos europeos que recibirá España para relanzar su recuperación económica.

Fuente: El Independiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker