noticias

La hora del Imserso

Los hoteleros primero y las agencias de viajes después están poniendo en solfa los viajes del Imserso, que son una tradición en el turismo invernal español. Tal vez esta afirmación no sea exacta, tal vez sea el propio Imserso quien pretendiendo ordeñar la necesidad de los empresarios de tener ocupación durante el invierno, ha presentado un modelo que, finalmente, no es aceptable para los empresarios. De hecho, la administración pública, en este y en muchos otros asuntos, lleva años ajustando el gasto, sabedora de que un día ese proceso va a llegar a su fin porque, a partir de un punto, a los empresarios no les valdrá la pena continuar adelante.

En todo caso, sea o no este el final del Imserso, sí es evidente que no se debería continuar como hasta ahora. El ministerio prácticamente no ha cambiado nada de lo esencial del modelo desde que en los años noventa la ministra Matilde Fernández lanzara a bombo y platillo esta promoción para los ancianos. No sólo los años han pasado sino que las tecnologías y las formas de comercialización han evolucionado de tal manera que va siendo hora que el programa sea sometido a una profunda revisión.

En estas páginas, varios articulistas, y en alguna ocasión yo mismo, han lanzado ideas sobre cómo podría lograrse un programa más justo, más abierto y, sobre todo, que beneficie más a quien más lo necesita. Sin embargo, salvo cuatro aspectos marginales, el ministerio mantiene el modelo en lo esencial, sin querer introducir cambios, sin querer hacer variaciones, sin querer actualizar lo que, desde luego, exige de ideas frescas.

Hoy, 25 años después, ni los volúmenes, ni los precios, ni las ofertas, ni las formas de comercialización son las mismas, de manera que existen mil herramientas que nos permitirían adaptar esto a los tiempos de hoy, con el único objetivo que no se debe olvidar: facilitar vacaciones a los que más lo necesitan (no a todos, incluidos los que pueden pagarse los viajes) y crear empleo allí donde es más oportuno, no donde de todas maneras los hoteles tendrían abierto.

Es el momento del cambio, especialmente porque tendremos pronto un gobierno nuevo. Es el momento de atreverse a gobernar que eso es de lo que se trata.

Fuente: El Preferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker