noticias

La crisis lleva a las aerolíneas a alquilar los aviones que eran suyos

El mundo de la aviación está cambiando velozmente. Una crisis de la dimensión colosal como la que está afectando a las aerolíneas en todo el mundo tenía que alterar toda la cadena empresarial. En última instancia, pagan los fabricantes. Y se beneficia la banca.

Veamos: la mayor parte de las compañías aéreas hoy no tienen dinero. Muchas de ellas buscan liquidez desesperadamente (Crisis de liquidez: las aerolíneas europeas, al límite). Para ello, están acudiendo masivamente a las grandes compañías que alquilan aviones y les venden las aeronaves propias para, a continuación, alquilarlas: obtienen ingresos importantes, hipotecando el pago mensual de una cantidad por el uso del avión. Las alquiladoras crecen y, sobre todo, establecen una relación con muchas aerolíneas que históricamente optaban por comprar los aviones.

Las alquiladoras que más crecen son las chinas. La mayor parte de las alquiladoras de aviones están vinculadas a bancos, porque en realidad las operaciones que hacen son básicamente financieras. Los chinos han crecido un 40 por ciento en el último año, precisamente por este motivo. Este crecimiento no les ha bastado para ser líderes, porque aún las empresas de este tipo americanas dominan el sector. Pero los chinos no son los únicos. BOC Aviation (BOC son las iniciales de Bank of China) es una de las compañías que más ha aumentado su flota. Lo mismo pasa con la irlandesa Standard Chartered Aviation Finance (obviamente propiedad del banco Standard Chartered) que ha aumentado su parque de aviones.

Norwegian es una de las compañías que ha actuado así. Ha acudido a un alquilador chino, le ha vendido su flota y, a continuación, se la ha alquilado. Así ha ingresado el valor de los aviones, aunque ahora deberá pagar por usarlos. Existen operaciones similares conocidas de Delta, Cathay Pacific, China Airlines, Jet Blue e Easyjet, buscando liquidez.

Quién sufre en última instancia es el fabricante de aviones, fundamentalmente Airbus y Boeing, porque las alquiladoras, al verse en la necesidad –y conveniencia—de ampliar sus flotas, han optado por cancelar pedidos de aviones nuevos. Sufriendo los dos fabricantes, el problema parece más grave hoy para Boeing.

Los expertos consideran que, con esta evolución, es posible que en dos o tres años hasta el 50 por ciento de las flotas mundiales pertenezcan a las alquiladoras, de las que hay unas cuarenta en el mundo. Irlanda, Estados Unidos y China, por este orden, son las naciones en las que están basadas estas compañías, pero por razones exclusivamente fiscales. Como es fácil adivinar, todo lo que necesitan para operar es un despacho.

Tomen nota de una compañía que sigue prácticamente sin alquilar aviones: Ryanair. No lo duden, la gestión de O’Leary es siempre la mejor para los intereses de la compañía.

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker