noticias

Globalia: un año del código ético tras las multas por fraude

Este junio se cumple un año desde que el Consejo de Administración de Globalia aprobó su código ético. Fue el 29 de ese mes de 2017 cuando vio la luz el documento que recoge la “manera de ser y estar en la sociedad” del conglomerado empresarial de la familia Hidalgo. En él quedaron establecidos “los valores y principios” que rigen su forma de trabajar en todas sus divisiones y para sus 13.000 empleados. Todo ello después de haber recibido multas millonarias por fraude al Estado y por evasión fiscal en Canarias.

En la web de Globalia, en la pestaña Canal ético, el grupo que lidera Juan José Hidalgo, se puede consultar la guía de valores que presenta el consejero delegado del Grupo, Javier Hidalgo. Como destaca el empresario, el código con sus normas de conducta marca “una nueva etapa marcada por grandes retos y oportunidades”. “(…) Queremos dar a conocer nuestro compromiso y nuestra intención como Grupo que siempre ha actuado conforme a los valores y principios éticos que nos ha permitido afianzar nuestra identidad de empresa”, afirma el CEO.

Los principios de integridad, transparencia y normalidad son la “base de nuestra manera de actuar y afrontar los retos”, se afirma en el Canal ético.

“En la actualidad nos encontramos con multitud de situaciones que pueden dificultar el desempeño de nuestras funciones y pueden ocasionar dilemas éticos a los que no sabemos cómo hacer frente”, advierte, por su parte, Javier Hidalgo en su mensaje. Por ello, junto al código ético se creó un canal de cumplimiento y buenas prácticas en el que se da respuesta a “las consultas e inquietudes respecto a conductas que puedan entrar en conflicto” con los principios de Globalia, “respetando en todo momento los principios de confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información”, rubrica el consejero delegado.

Esta nueva etapa de integridad empresarial que Globalia alumbró en junio de 2017 se produjo tras la sentencia de la Audiencia Nacional, en abril de ese mismo año, por fraude con el descuento de residente, que conllevó una multa millonaria. Las investigaciones se iniciaron a instancias de la patronal española de agencias, CEAV (Fin al culebrón de los residentes para Globalia con 30 millones de multa).

Además, Globalia también vio cómo su touroperador Travelplan era sancionado por evasión fiscal en Canarias, aunque estas multas no conllevaron que el grupo turístico quedara exento de adjudicarse los más importantes contratos públicos del sector público como el CORA o el Imserso.

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker