noticias

Garzón: mirad lo que digo, no lo que hago

El ministro Alberto Garzón es titular de Consumo. Como tal, porque aquí todo el mundo tiene que barrer para su casa, se lanzó a hacer unas afirmaciones controvertidas sobre el turismo, de igual modo que podría haber hablado sobre la conciliación familiar o sobre la calidad del asfalto de las carreteras españolas. Pero, mientras nosotros miramos lo que dice y nos apasionamos con ello, dejamos de lado lo que hace, que es absolutamente opuesto.

Porque, mientras ataca a los hoteleros por dar empleo a miles de españoles, el ministro Garzón está permitiendo que otros miles de españoles, muchos de ellos de extracción humilde; miles y miles de emigrantes trabajadores, muchos de ellos de los que cuentan cada día cuántos euros tienen para pasar el mes, financien con su trabajo a grandes multinacionales de la aviación.

Porque, el ministro está callando cuando su colega de Turismo, Reyes Maroto, afirma en el Consejo Europeo de ministros que tuvo lugar este miércoles 20 de mayo, que las compañías aéreas se queden con el dinero de esos viajes. ¿Esa es la postura de España, ministro?

El ministro Garzón, con su silencio cómplice, callando, sin hacer nada, sin legislar, sin sancionar, sin exigir simplemente el cumplimiento de la Ley en vigor, está favoreciendo a los propietarios de las grandes compañías aéreas en lugar de a esas familias humildes que han ahorrado durante todo un año para poder pagarse el viaje con el que visitar a los suyos en sus países. El beneficiado, para que lo veamos, ministro, puede ser el estado de Qatar, por ejemplo, que es el primer accionista del grupo propietario de Iberia.

No está mal que el ministro nos dé lecciones de cómo debe operar el turismo mientras él mismo está haciendo posible, con su silencio, incumpliendo sus obligaciones de aplicar la ley, que familias humildes paguen las posibles pérdidas del estado de Qatar. No está mal ministro que en esta situación nos cuente si el turismo paga buenos o malos sueldos, mientras usted no hace aquello para lo que le pagamos, aquello que las leyes en vigor establecen.

 

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker