noticias

El sector turístico de Tarragona deja de ingresar 4.500 M € por la COVID-19

La Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de la provincia de Tarragona (FEHT) calcula que este año el sector turístico de la región dejará de facturar unos 4.500 millones de euros, derivada de las fuertes caídas de las pernoctaciones y la visita del turismo internacional por la crisis de la COVID-19. En concreto, en lo que va de año 2020, hasta el 31 de agosto, las pernoctaciones han caído un 74% en la provincia de Tarragona y, prácticamente, no ha recibido turismo internacional. La entidad ha reclamado medidas urgentes para la supervivencia del sector que genera el 25,7% del PIB, al presentar los principales indicadores de la temporada.

En estos momentos, dada la situación, la FEHT da por terminado el turismo vacacional debido a la ausencia del turismo sénior europeo, así como eventos empresariales y deportivos. Berta Cabré, presidenta de la FEHT, ha calificado 2020 como el peor año de la historia del turismo en la provincia de Tarragona, al presentar este jueves los principales indicadores del sector, según datos del Tourism Data System del Observatorio de Turismo del Departamento de Innovación Turística del Eurecat.

Desde el 1 de enero y hasta el 31 de agosto, la provincia de Tarragona ha registrado un total de 4.134.939 (-74,3%,) frente a las más de 16 millones de 2019. En la Costa Daurada el descenso ha sido del 75,4%, mientras que en las Terres de l’Ebre del 58,2%.

Rueda de prensa de la FEHT

Berta Cabré, presidenta de la FEHT, ha anunciado que «nos encontramos ante una situación excepcional que nos ha llevado a unos registros que no nos podríamos haber imaginado. Después de los tres meses que estuvimos cerrados -incluyendo Semana Santa-, el verano tampoco ha ido bien debido a los rebrotes que ha habido en Lleida, Aragón, Navarra, Euskadi y Barcelona, nuestros principales clientes nacionales«.

Respecto al cliente internacional, Cabré ha manifestado que «entre rebrotes, cuarentenas, recomendaciones de no viajar y fronteras cerradas, prácticamente no ha venido nadie. Solo el 18,8% de las pernoctaciones las han hecho turistas extranjeros, básicamente franceses».

La dura bajada ha afectado a todos los tipos de alojamiento: los hoteles han registrado un -81,9% de pernoctaciones, los campings un -66,5% y los apartamentos un -70,3%. Además, las estancias realizadas por los visitantes también han sido más cortas, con una media de 3,30 noches, respecto a las 3,90 noches del mismo período del 2019.

En cuanto a los mercados, todos han registrado fuertes caídas: nacional -59,6%; francés -80,9%; británico -97,7%; ruso -99,6%, e irlandés -99,3%, entre otros.

Cabré ha confirmado que «estos dramáticos datos han llevado a que el 45% de los hoteles de Salou, Cambrils y La Pineda -donde está el 75% de todas las plazas de hoteles disponibles en la provincia- no haya abierto en todo el año, lo que significa que no tendrán ingresos durante 18 meses”.

Cabré ha recordado que el turismo es el principal motor socioeconómico de la provincia de Tarragona. «Generamos un PIB específico turístico y un impacto del 25,70% respecto del total. Además, un 28,5% de los cotizantes a la Seguridad Social corresponden al sector del turismo y la hostelería. Así pues, necesitamos medidas que nos ayuden a afrontar el 2021 con unas mínimas garantías, hay mucha gente que depende del turismo, tanto directa, como indirectamente».

En el ámbito laboral, reclaman unos ERTE específicos para el sector que permitan la entrada y salida de trabajadores en función de la coyuntura turística y que cuenten con una exoneración total de la Seguridad Social de los que se quedan bajo este régimen, no de los que salen. «Estos nuevos ERTE deben estar activos, como mínimo, hasta la Semana Santa de 2021», ha puntualizado.

Fuente: HostelTur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker