noticias

El Rey saudí inaugura el AVE del desierto sin pena ni gloria

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, ha inaugurado este martes, oficialmente, la línea ferroviaria de alta velocidad Haramain, el AVE Medina-La Meca, que conecta las ciudades santas de La Meca y Medina. La segunda fase (superestructura y trenes) estuvo a cargo del consorcio hispano saudí Al Shoula Group, integrado por 12 empresas españolas y dos saudíes, una faraónica obra de casi 7.000 millones de euros que, en principio, debía haber servido para la consolidación internacional de la marca España en el sector de las infraestructuras de transportes. Sin embargo, se convirtió con el tiempo en una pesadilla, con cuestionamientos y acusaciones de lado y lado por los tiempos y las condiciones. De hecho, ningún represeentante español ha estado presente en el acto de inauguración.

El consorcio Al Shoula estaba constituido, en concreto, por 12 empresas españolas -varias del Grupo Fomento-: Adif, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imanthia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo; y dos saudíes Al Rosan y Al Shoula. La entrega de los trabajos estaban prevista para diciembre de 2016. Asimismo, afrontaron muchos tropiezos, unos por los retrasos de las fases previas y otros, por las condicioones especiales que supone una obra en medio del desierto, lo cual no fue ocntemplado en el proyecto.

La línea de ferrocarril Haramain de 450 km de longitud, denominada también el AVE del desierto, conectará La Meca, Jeddah, el Aeropuerto Internacional Rey Abdulaziz, la Ciudad Económica del Rey Abdullah en Rabigh y Medina.

Línea de Alta Velocidad Medina-La Meca

Los trenes regulares comenzarán a operar en la línea a partir del próximo mes entre las estaciones de Makkah Al Mukarramah, Madinah, Sulaymaniyah en Jeddah y King Abdullah Economic City, mientras que los trenes hacia el Aeropuerto Internacional Rey Abdulaziz de Jeddah comenzarán alrededor de mediados de 2019.

La línea tiene como objetivo duplicar el número de visitantes y peregrinos a las ciudades santas y está en línea con el plan de desarrollo de Arabia Saudita, Visión 2030, para expandir la economía y reducir su dependencia del petróleo.

Con una flota de 35 trenes con capacidad para 417 personas cada uno, se espera que el servicio traslade alrededor de 60 millones de pasajeros al año.

La distancia entre La Meca y Medina se cubriría en menos de dos horas, lo que representa menos de la mitad del tiempo que lleva cubrir la misma distancia por carretera.

Fuente: HostelTur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker