noticias

El parón del turismo restará a la economía de España 1.600 millones de PIB este año

Turistas en la Plaza de España de Madrid.

El turismo en España parece haber tocado techo. Las llegadas de turistas internacionales empiezan a registrar descensos tras cinco años consecutivos de récords y los hoteles acumulan tres meses consecutivos de caídas en su negocio… Los síntomas se han acrecentado durante los meses de verano, los de mayor actividad del año, y eso está llevado al sector a dar por hecho que 2018 será el punto de inflexión tras los años de boom.

El sector va a seguir creciendo este año, pero menos… y las estimaciones son cada vez peores. El lobby Exceltur, que agrupa a una veintena de las mayores empresas turísticas del país, ha vuelto a revisar a la baja su previsión de PIB turístico. A principios de año calculaba que el turismo crecería un 3,3% en 2018, en julio lo rebajó al 2,6% y ahora ya espera que el crecimiento se quedará en el entorno del 2%.

La rebaja aplicada por Exceltur, desde principio de año –cuando aún no se atisbaba el frenazo actual- hasta ahora, supone una importante merma de la riqueza para España. El parón del sector le costará a la economía española casi 1.650 millones de euros de PIB en el conjunto del ejercicio.

Tras cinco años de boom, la aportación del turismo al PIB español superó al cierre de 2017 los 134.100 millones de euros, aproximadamente el 11,5% del total de la riqueza nacional. Con el crecimiento del 2% previsto por el lobby sectorial, el PIB turístico se quedará en el entorno de los 136.780 millones. Mientras que rondaba los 138.425 millones con la previsión inicial del 3,3% y los 137.485 millones con la estimación del 2,6%.

Menos turistas extranjeros

El turismo empieza a notar una ralentización de la demanda de los mayores mercados europeos de los viajes hacia España, debido a la recuperación de algunos destinos rivales del Mediterráneo. Tradicionalmente, Reino Unido, Alemania y Francia concentran conjuntamente la mitad del total de turistas que recibe España, con registros que llevan cinco años acumulando récords históricos de manera consecutiva. Pero la cifra conjunta de visitantes de los tres países cae en lo que va de año en 810.800 turistas entre enero y julio, según los registros del INE.

Ante este escenario, España afronta un 2018 que puede cerrarse o con un crecimiento mínimo de las llegadas de viajeros extranjeros o incluso con una caída de las visitas, según la estimación de Turespaña (el organismo público dependiente del Ministerio de Industria encargado de la promoción exterior de España como destino turístico).

En paralelo, los hoteles españoles acumulan tres meses consecutivos de caídas de negocio en plena temporada alta. Tras los descensos de junio y julio, en agosto registraron una caída de las pernoctaciones del 0,6%, con 46,3 millones, según los datos difundidos este lunes por el INE. Los descensos acumulados entre los meses de verano han hecho que la cifra acumulada en lo que va de año esté ya en negativo, con una caída del 0,7% de las pernoctaciones en hoteles.

Fuente: El Independiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker