noticias

El despilfarro en infraestructuras supera los 80.000 M € en 20 años

La Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas españolas han despilfarrado casi 81.000 millones de euros de dinero público entre 1995 y 2016 en inversiones en infraestructuras, equipamientos y obras que han resultado «innecesarias», o bien han sido abandonadas, infrautilizadas o mal programadas, según la Asociación de Geógrafos (AGE). Del total, casi el 57%, 45.920 millones de euros, corresponden al Gobierno Central. Por otra parte, la cantidad podría superar los 97.000 millones en un futuro próximo, si se suman las obligaciones ya adquiridas, señala AGE.

Así lo revela un estudio «Aproximación a la Geografía del despilfarro en España: balance de las últimas dos décadas» que la AGE ha publicado en su página web en días pasados, elaborado por catedráticos y expertos de nueve universidades españolas: Joan Romero (Universitat de València), Dolores Brandis (Universidad Complutense de Madrid), Carmen Delgado (Universidad de Cantabria), José-León García Rodríguez (Universidad de la Laguna), María Luisa Gómez Romero (Universidad de Málaga), Jorge Olcina (Universidad de Alicante), Onofre Rullán (Universitat de les Illes Balears), José Fernando Vera-Rebollo (Universidad de Alicante) y Joan Vicente Rufí (Universitat de Girona).

Según recoge Efe, el presidente de AGEy catedrático de la institución universitaria alicantina, Jorge Olcina ha señalado que se trata de actuaciones «que no se debieron haber hecho» porque han carecido de uso, como carreteras de titularidad estatal o autonómica (entre ellas algunas radiales), aeropuertos, estaciones de tren, desalinizadoras o centros culturales, y que, además, han sufrido cuantiosos sobrecostes.

El grupo de investigadores elaboró una tabla con la estimación del gasto público en infraestructuras en España comprometido de forma inadecuada, por adiministraciones:

El grupo de investigadores analizó la inversión y los sobrecostes de cantidades comprometidas superiores a los 10 millones de euros en infraestructuras «innecesarias» ejecutadas por el Gobierno central (ferrocarriles, autopistas y autovías, puertos y aeropuertos) y las «infraestructuras, proyectos, eventos e inversiones fallidas, vacías o infrautilizadas» a cargfo de las administraciones autonómicas y locales (entre otras, parques y ciudades temáticas o instalaciones para acoger grandes eventos…), incluidas aquellas cofinanciados por la Unión Europea.

El estudio, que no ha incluido las dotaciones financiadas por los ayuntamientos por la complejidad para recabar estas cifras, refleja la multitud de «megaproyectos»que no han servido para objeto que se pretendía, y Olcina ha citado, en el caso de la Comunitat Valenciana, el trazado inicial del trasvase Júcar-Vinalopó, que posteriormente se varió pese a la inversión hecha, y alguna planta desalinizadora que no ha llegado a usarse.

Olcina ha explicado que este estudio ha sido «muy voluntarista» por parte de equipos de geógrafos de las universidades citadas, ya que, ha carecido de ayuda económica del Estado y se ha elaborado porque los profesionales vieron «la necesidad de hacerlo, aunque fuera por amor al arte». De esta forma, han buscado ofrecer a la sociedad los datos desde el punto de vista académico de la gestión de las administraciones públicas con el fin de que, posteriormente, los ciudadanos puedan tomar «decisiones a la hora de ir a votar».

Estudio de AGE.

Fuente: HostelTur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker