noticias

Canarias apela a la población para frenar los contagios y salvar el turismo

“Si el turismo se para, el empleo desaparece en Canarias: primero el de los hoteles o el de las aerolíneas, luego el de sus proveedores, después el de los servicios inducidos”, advierte la consejera de Turismo de Canarias, Yaiza Castilla. Recuerda que el 80% de los puestos de trabajo del archipiélago dependen de forma directa o inducida del turismo, por lo que las consecuencias pueden ser «terribles». Con el fin de frenar la propagación de la pandemia de la COVID-19 y poder así salvar la temporada de invierno, el Gobierno regional ha lanzado una campaña que apela directamente al buen comportamiento ciudadano.

El Ejecutivo de Canarias ha optado por dirigirse directamente a la población para que le ayude a reducir cuanto antes la tasa de contagios con una conducta responsable. Con este fin lanzará en breve una campaña que apela a la racionalidad colectiva, no al sentimiento. En ella se recoge un comentario muy repetido este verano por los ciudadanos: «¡Qué bien estamos sin turismo!», y en un anuncio de un minuto o en píldoras para internet le añade: ¿Seguro?

Si hay complicidad, si la gente reflexiona sobre las consecuencias de un nuevo cero turístico, mantiene una conducta responsable y afea al incumplidor sus infracciones, el sector está a tiempo de salvar la temporada alta, según indicó ayer Yaiza Castilla en la presentación de la nueva estrategia.

«Necesitamos taponar el sangrado», afirmó la consejera y destacó que Canarias no tiene «ni a corto ni a medio plazo» alternativa a reactivar su turismo, «y quien diga lo contrario, engaña»

El archipiélago comenzó julio con cifras mejores de lo esperado, apoyada en una de las tasas de contagios más bajas de Europa, que le permitió posicionarse como destino seguro, recordó la consejera.

Pero, debido a los brotes de finales de julio y agosto, Canarias está ahora entre los destinos a los que no se recomienda viajar, o de los que se exige cuarentena al regresar, en la mayoría de países emisores.

Yaiza Castilla presentó ayer la nueva iniciativa.

Según datos del Ministerio de Sanidad, Canarias ha tenido en la última semana 183 casos nuevos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes. El objetivo que se propone el Ejecutivo autonómico es bajar ese indicador, primero, a los 50 casos por 100.000 que requiere Alemania para retirar su veto y, después, a los 25 que exige el Reino Unido para dar el mismo paso.

Si se logra avanzar hacia esas cifras, las islas tienen «una oportunidad de oro» para ser el único destino turístico en la órbita cercana a la Europa continental abierto este invierno. E incluso confían en que podrían recuperar el 60% de su actividad en diciembre y hasta el 80% en marzo de 2021.

Yaiza Castilla recordó que Reino Unido y Alemania están ya en negociaciones con España para abrir corredores turísticos seguros a Canarias, pero se requiere reducir la tasa de nuevos casos de los niveles actuales.

Si se cumple ese escenario, Canarias aspira a terminar el año con cinco millones de turistas extranjeros -en 2019 registró 15 millones y este año, tres millones hasta la fecha-. Asimismo, se plantea facturar en el sector 5.836 millones de euros (la tercera parte de lo habitual) y recaudar 850 millones por impuestos de esa actividad (también la tercera parte de lo generado en 2019).

Fuente: HostelTur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker