noticias

Axolotitlán, el museo nacional del ajolote

Un estudio que hizo la Universidad Autónoma de México (UAM), en 1998, indicó que por kilómetro cuadrado había 35 mil ajolotes. Por su parte, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hizo otro estudio en el 2014 y ellos encontraron que hay 35 ajolotes por kilómetro cuadrado. Actualmente no hay un estudio reciente que diga cuántos hay. Fotos: Cortesía. 

Mi primer rencuentro con los ajolotes fue con la especie Ambystoma mexicanum, a partir de investigar y realizar todo este proyecto fue cuando entendimos las problemáticas y lo que sucedía con más especies. Pero, como dice el dicho, ‘el que mucho abarca poco a prieta’, entonces buscamos trabajar solo con Ambystoma mexicanum, por ahora queremos lograr avances como el museo del ajolote y dispersar los esfuerzos en otras zonas geográficas con otras especies”, nos dijo en entrevista Pamela Valencia, Fundadora de la Asociación Civil Axolotitlán.

 

Museo Nacional del Ajolote

 

La primera ocasión que vi un ajolote me pareció hipnótico, son animales imponentes y hermosos. Cuando te vas adentrando a todas las características que tienen, quedas fascinado. Investigué y vi que no había proyectos que impulsaran su conservación, había muchos esfuerzos alrededor de él pero ninguno enfocado. Fue ahí cuando decidí crear este proyecto por la importancia que tiene a nivel cultural, social y científico”, aseguró.

El nombre de Axolotitlán viene del nombre en náhuatl de Axolotl que significa «monstruo de agua», monstruo de piel liza, y la terminación titlán es «lugar de». Entonces la asociación Civil se llama Axolotitlán, museo del ajolote, una iniciativa que se ha logrado con avances de la sociedad.

 

¿Sabías qué…?

 

  • Puede regenerar órganos, tejidos y extremidades amputadas, en semanas. Inclusive puede reparar su médula espinal.
  • Tiene el genoma más grande que se ha secuenciado hasta ahora, más grande que el humano.
  • Alcanza la madurez sin cambiar su forma larval, quedándose como renacuajo maduro en lugar de convertirse en salamandra adulta.
  • Es endémico del Valle de México y sobrevive en Xochimilco.
  • Hay gran variedad en acuarios, otra parte en cautiverios y alguna más en laboratorios para investigación.
  • Pasa todo el tiempo en el agua y solo sale a la superficie para respirar
  • Su color puede ser negro, marrón, blanco o albino.
  • Tiene una aleta dorsal de renacuajo y branquias externas. 
  • Puede llegar a medir hasta 30 centímetros, pero normalmente mide 15 cm y puede vivir hasta 15 años. 
  • Come gusanos, larvas y uno que otro pez. 

 

Danzan para reproducirse

 

Ajolote mexicano

 

Los ajolotes tienen una danza de apareamiento ¿qué tal? Todo comienza cuando la hembra y el macho se empujan y se acarician la abertura urogenital del otro, de ahí bailan en círculo. Al juntarse, el macho suelta una bolita blanca llena de esperma llamada espermatóforo, la hembra pasa por encima del espermatóforo y lo recoge con su cloaca (órganos sexuales del ajolote). Esto se realiza una vez al año, de marzo a junio. La hembra pone de 100 a 300 huevos.

 

¿Por qué está en peligro de extinción?

 

  • Sus principales predadores son las garzas.
  • Debido a la pérdida de su hábitat por la urbanización y contaminación.
  • Por el humano que lo adquiere para comerlo debido a sus propiedades y sabor, o para uso medicinal en jarabes o pomadas. “Las personas de Xochimilco nos contaron que hasta los años 70, todavía podías encontrar ajolotes en la zona lacustre y las personas acostumbraban a consumirlos. En la época prehispánica lo comían de manera cotidiana porque abundaban, en caldo o en tlapije que es una especie de tamal pero con productos del lago, peces, caracoles, ajolotes” comentó Pamela Valencia, Fundadora de la Asociación Civil Axolotitlán.
  • A finales de los 70, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), manda una recomendación a Latinoamérica y en ciertas zonas con determinadas condiciones climáticas, en la que les pidió insertar tilapia, esto para provocar que los pobladores los consuman. México obedece pero no hacen un estudio de impacto ambiental previo, entonces estos peces superan el tamaño de los ajolotes y se los comieron. Se rompió la cadena natural de crecimiento de los ajolotes y sus huevos, entonces ahí vino el declive”, nos contó.

 

 

¡Pronto tendrá museo el monstruo de agua!

 

Museo Nacional del Ajolote

 

El museo nacional del ajolote es un proyecto independiente cuyos recursos los obtienen a través de campañas de recaudación de fondos. Su primera campaña empezó a finales del año pasado y terminó recientemente, cumplieron la meta de conseguir el espacio físico para trabajar. El objetivo de este museo es ser una red médica ya que “hay muchas personas que tienen ajolotes como mascotas y acuden a un veterinario, entonces con esta red atendemos estos casos que se presentan en la ciudad. También hacemos vinculaciones pedagógicas y creativas»; enfatizó nuestra entrevistada.

Otro de los objetivos de este museo es ofrecer recorridos bioculturales para que la gente local y extranjera (hay recorridos en inglés) puedan tener esta información y entiendan la grandeza de la zona Xochimilco y cómo podemos convivir en la zona.

“Nos dimos cuenta que no existía un lugar donde se conjuntara esto, así nace la idea del museo, además habrá eventos y talleres, y es que tiene mucho que ver con la salud de las personas el hecho que los ecosistemas estén sanos también. Queremos compartir nuestro objetivo como asociación a la gente de una forma sana, divertida y congruente”, concluyó.

Tienen pensado impartir talleres lúdicos, manualidades, clases de yoga, talleres de alimentación saludable, proyecciones al aire libre, obras de teatro.Quisimos abrir la oferta cultural, expandirnos y no poner el museo en (por ejemplo) Coyoacán, donde ya hay bastante oferta cultural. Además de visitar el museo del ajolote, tendrá otras ofertas culturales, en los ríos que hay ahí se está buscando restaurarlos, hay proyectos de conservación de abejas, de mariposa blanca, de águilas, talleres de lobricultura y lobricomposta”.

 

Ajolote

 

¡Va por el ajolote mexicano!

 

La segunda etapa de la campaña de recaudación de fondos ya está corriendo, termina el 7 de octubre y consiste en hacer un donativo y a cambio obtienes un producto, como: loterías del ajolote, libretas, playeras. Con lo recaudado construirán domos geodésicos de madera, materia que impacta muy poco al medio ambiente. ¡Aquí la liga para que dones! donadora.org/museo-del-ajolote ¿Dónde? ECTÁGONO, Prol. 5 de Mayo 521, 2do Parque las Águilas, Álvaro Obregón, Ciudad de México.

 

Inauguración: Por definir

 

Los horarios están por definirse al igual que el costo, que pretenden sea accesible,  y buscan  hacer dinámicas para que los niños entren gratis.  Aunque podrás pagar en taquilla, ya trabajan para que puedas adquirir tus boletos de forma digital y evitar el uso de efectivo. Su sitio web es un espacio histórico y no tiene comparación con ningún otro gracias a la cantidad de información que posee sobre los  ajolotes. En un futuro, también será  un banco fotográfico de ajolotes libre, para que las personas las utilicen.

Recordemos que somos ajolotes, que está en nuestro ADN regenerarnos, que esto que está pasando (Coronavirus) es un capítulo. Nos vamos a regenerar y a salir. Proyectos como Axolotitlán están pensados para divertirlos, enseñarles y cuidar lo valioso de nuestro país”, puntualizó Pamela Valencia.

Conoce más del museo y todo el proyecto en axolotitlan.mx

Fuente: Food & Travel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker