noticias

Apple, acusada de la tragedia del A320 de Egyptair de 2016

A última hora de la noche del 18 de mayo de 2016, un Airbus 320 de la compañía Egyptair, vuelo 804, con muchos menos pasajeros de lo que podría haber transportado –55 pasajeros y la tripulación de seis personas–, despegó de París rumbo a El Cairo. El vuelo discurrió sin ninguna incidencia hasta que, ya pasada Grecia y cuando se aproximaba a África, súbitamente desapareció de los radares. A la mañana del 19 de mayo, en pocas horas empezaron a encontrarse restos del aparato a unos 50 kilómetros de las costas egipcias.

Desde entonces a hoy no se han tenido más noticias porque las autoridades francesas no han dispuesto de una actitud abierta por parte de los egipcios y estos, por su parte, no avanzan en la investigación. Sin embargo, las familias sí han avanzado y empiezan a conocerse detalles de lo que ellos han ido descubriendo.

Según se supo poco después del accidente, como resultado de la audición de las cajas negras, el avión registró mucho humo en la cabina de los pilotos y posteriormente cayó. La causa de ese humo es el misterio.

Pero las familias, recogiendo material de aquí y de allí –no se crean que las autoridades egipcias son tan herméticas como ineficientes– han llegado a la conclusión de que un iPad o un iPhone, propiedad del copiloto, se recalentó y empezó a arder, llenando la cabina de humo. El fuego del iPad o iPhone condujo a un incendio de más dimensiones en la cabina, con el fatal desenlace.

Las familias han presentado su demanda contra Egyptair, lógicamente, y también contra Apple, el fabricante americano de estos equipos, a los que acusan de la tragedia.

Desde el primer momento, oficialmente la BEA, la oficina de investigaciones francesa, busca saber si ha habido terrorismo, un equipo recalentado después de haber sido enchufado incorrectamente o un fallo mecánico.

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker