noticias

Alemania investiga si Lufthansa abusa de su posición

Preferente había publicado hace unos días que los precios de los vuelos de Lufthansa, en aquellas rutas en las que competían con Air Berlín, ahora han subido más del 30 por ciento, según estudios de los expertos del sector. Hay que recordar que Lufthansa compró parte de los activos de Air Berlín, una vez que esta quebró, lo cual está pendiente de aprobación europea. La noticia no pasó desapercibida para la comisión de la competencia de Alemania, que anuncia ahora una investigación formal para saber si hay abuso de posición dominante.

 

Lufthansa2El departamento de competencia alemán ha comunicado que, ante la inquietud generada por el aumento de precios, ha solicitado a Lufthansa información sobre las tarifas que aplica. Una vez se sepa qué está ocurriendo, la comisión decidirá qué hacer (Bruselas pone bajo lupa la compra de Air Berlin por parte de Lufthansa).

 

Como es evidente, Lufthansa ha subido los precios en aquellos trayectos interiores en Alemania en los ha dejado de operar su rival y ahora se encuentra en régimen de monopolio aéreo. Obviamente, esto iba a suceder, dado que los precios no son fijos y vienen determinados por la ley de la oferta y la demanda.

 

En parte, estos precios deberían bajar si Easyjet, que ha comprado una parte de la flota de Air Berlín, empieza a operar vuelos a Tegel, el primer aeropuerto de Berlín, que es donde se producen los mayores desfases. Pero la compañía naranja necesita algo de tiempo para reconstruir la red que tenía Air Berlín, y mientras deja en situación de monopolio a Lufthansa.

 

En la ruta entre Tegel y Frankfurt, por ejemplo, la demanda ha sido tan desbordante que Lufthansa se ha puesto a operar aviones del tipo 747, con capacidad para 400 pasajeros, pese a que es un vuelo de apenas una hora.

 

Sin embargo, para los entendidos en estos asuntos, en un régimen de libre mercado, poco puede hacerse para impedir un aumento de precios, lógico cuando la competencia desaparece, en este caso por causas ajenas a Lufthansa. Pese a ello, el daño de imagen en la compañía de bandera puede ser importante en su propio país, si se extiende el malestar por estas subidas de precios.

Fuente: El Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker