noticias

Air France: la compañía recorta un 15% su oferta en Francia

Air France perdió 189 millones de euros en 2018. En 2017 había perdido 96 millones. En el primer trimestre de este año sólo Air France perdió 256 millones de euros. Desde 2013, la compañía francesa lleva perdidos 717 millones de euros. O sea que hay que hacer algo. Cuando Jean Marc Janaillac, el anterior director general, habló del inevitable ajuste de cinturón, se montaron huelgas masivas que terminaron con él en la calle.

Desde el verano pasado, el nuevo jefe es el canadiense Benjamin Smith, de quien se esperan decisiones. Se esperaban, en realidad, porque este lunes, finalmente, se reunió con los trabajadores en una sesión del órgano de consulta y anunció que la compañía va a reducir su oferta de asientos en las operaciones domésticas, dentro de Francia, en un 15 por ciento, en dos años, lo cual irá acompañado de reducción de plantilla, lógicamente (Reducción de plantilla en Air France al renunciar a los vuelos domésticos).

Ahora hay que ver cómo reaccionarán los sindicatos, aunque Smith les suavizó mucho el impacto diciendo que no habría despidos sino que serían bajas voluntarias.

¿Por qué Air France tiene que reducir su oferta de plazas en un 15 por ciento? Según Smith –y según lo que ve cualquiera– porque Air France está sometida a una fuerte competencia de los trenes de alta velocidad y de Easyjet, Volotea o Ryanair. Y porque estas compañías, dijo Smith, no compiten en condiciones de igualdad, sino que contratan a sus trabajadores a través de sociedades en otros países.

En algunas rutas, Smith dijo que Air France ha perdido el 90 por ciento de los clientes. Smith se refiere a rutas en las que ahora opera el tren de alta velocidad.

Tras la reunión del lunes, la compañía indicó que, aunque mantiene una cuota de mercado del 65 por ciento en los vuelos interiores, “en algunas rutas no se ha podido parar la caída en los ingresos y tampoco se han reducido los costes”. De forma que las pérdidas se han mantenido e incluso aumentado.

Air France mantiene una situación de dominio en rutas entre las provincias francesas y la capital, pero ha sido desplazada fundamentalmente por Easyjet en las rutas que no pasan por París. Easyjet, cuyos niveles de calidad son muy elevados, tiene siete bases en Francia, con lo que su lucha por el mercado es muy importante. Air France dijo que estas low-cost trabajan con personal de países con menos fiscalidad. Sin embargo, eso sólo afectaba hasta ahora a Ryanair, que también hasta ahora no tenía bases en Francia. Por lo que esta más bien parece una mentira necesaria para aducir algo a la crisis de la compañía.

El último gran golpe para Air France sólo está anunciado pero no ha llegado: Ryanair ha comenzado a comercializar vuelos para sus nuevas bases en Marsella, Burdeos y Toulouse. Sin embargo, tampoco Ryanair competirá con Air France en los recorridos desde esas ciudades con París, el principal mercado de la compañía de bandera.

Smith añadió que “en un mercado muy competido, Air France mantiene su compromiso de defender el mercado doméstico que es vital para Air France y para el grupo”.

Fuente: El Preferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡AdBlock Detectado!

Este sitio vive gracias a la publicidad, por favor deshabilitá el AdBlocker